In Memoriam

VICENTA CORTÉS ALONSO
MIEMBRO HONORARIA DE LA ALA, 2000
(1925-2021)

Nada conmueve más el sentido de humanismo que cuando un ser querido -familiar o amigo- deja este plano terrenal para trascender hacia el plano celestial, donde, de acuerdo con la promesa de Dios, habremos de llegar una vez cumplamos el propósito en esta vida. El 2020 vimos partir a varios archivistas, unos cuyo trabajo anónimo muchas veces no es reconocido, y otros más visibles y connotados debido a sus aportes a la archivística local, regional y mundial. La partida de un colega deja siempre un vacío entre nosotros, primero entre sus más cercanos amigos y luego en toda la comunidad profesional. No habíamos terminado de darle un adiós a un 2020 que ha resultado difícil para todos, cuando -apenas asomándose las primeras luces del 2021- recibimos consternados la triste noticia del fallecimiento de una de las más insignes Archiveras de Iberoamérica, doña Vicenta Cortés Alonso.

La vida de la Archivera de América, como la llamara Luis Oporto Ordoñez, estuvo prácticamente dedicada al desarrollo de la archivística no solo de España sino de nuestras región, gracias a que sus conocimientos fueron compartidos entre nosotros a través de sus libros, varios de lectura obligada en las escuelas de Archivística de Iberoamérica  y decenas de libros y artículos, así como resultado de conferencias y asesorías prestadas a varios de nuestros países; al igual que por cuenta del ejercicio de la docencia universitaria, producto de la cual contagió a sus cientos de estudiantes de la importancia de los archivos y la archivística para la sociedad, incluyendo su participación en los cursos de la OEA y de la Universidad Nacional de Córdoba a cargo del Maestro Aurelio Tanodi.

La actividad archivística de Vicenta Cortés ya desde muy joven dejaba ver que tendría un impacto internacional, destacando su colaboración con la UNESCO en varios proyectos de ese organismo, incluyendo los estudios RAMP. Su labor profesional no solo fue destacada en su país natal, sino que desde muy temprano, sus conocimientos fueron puestos al servicio de la archivística universal, principalmente en América Latina. Sus aportes a la teoría archivística están registrados a lo largo de toda su producción intelectual, siendo de consulta obligada para el estudio epistemológico de nuestra ciencia. Debido a su influencia no es extraño que a lo largo de su trayectoria recibiera varias distinciones y reconocimientos en España, Estados Unidos, Perú y Uruguay. Su vida profesional es tan prolífica, que ha sido publicada y reconocida en diversos trabajos y artículos que destacan sus grandes aportes a la Archivística Iberoamericana.

La historia de nuestra profesión ha estado siempre vinculada a figuras notables que han contribuido al desarrollo de la archivística y de los archivos, y cuyos nombres seguimos recordando hoy en día. Vicenta Cortés Alonso se ha agregado a esa lista, cuya memoria tenemos el deber de mantener. Somos guardianes de la memoria de la humanidad, pero también debemos ser guardianes de la memoria de quienes nos han traído hasta aquí.

Carlos Alberto Zapata Cárdenas
Representante de Colombia en el GE RIBEAU ALA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *